Estimulación Temprana: Psicomotricidad

Psicomotricidad en las edades de 2 a 6 años: La tonicidad

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, durante las edades comprendidas entre el nacimiento y los seis años se decide lo esencial de lo que va a ser el individuo adulto, tanto desde el punto de vista orgánico como desde el punto de vista psicológico. Así, las funciones neuromotrices y las funciones psíquicas en el niño no son más que dos maneras de ver lo que en realidad es un proceso único.

El desarrollo de las complejas capacidades mentales de análisis, síntesis, abstracción, simbolización, etc. se logran a partir del conocimiento y el control de la propia actividad corporal. Es decir, a partir de la correcta construcción y asimilación por parte del niño de lo que se conoce como el “esquema corporal“.

Los elementos fundamentales y necesarios para una correcta elaboración del esquema corporal son: el control tónico, el control postural, el control respiratorio y la estructuración espacio-temporal.

estimulaciontemprana

Iniciaremos esta nueva etapa con la tonicidad y para desarrollar el control de la misma, utilizaremos ejercicios tendentes a proporcionar al niño el máximo de sensaciones posibles de su propio cuerpo, en diversas posiciones: de pie, sentado, reptando, a gatas, en actitudes estáticas o en desplazamientos y todo ello con distintos grados de dificultad.

A primera vista, pareciese que educación física y psicomotricidad fuesen lo mismo, nada más lejos de la realidad, todo ello a pesar de que ambas se valen del movimiento corporal. En la psicomotricidad las funciones motrices y las psicológicas constituyen una unidad, es decir, se utiliza la motricidad para lograr el desarrollo psicológico del niño.

La Tonicidad: Ejercicios iniciales. El objetivo con estos ejercicios será el lograr el reconocimiento de sus miembros y zonas corporales más importantes

  • En posición de pie, el niño colocará las manos detrás de la cabeza y luego encima, debiendo bajar los brazos, para lograrlo lo motivaremos con el acto de rascarse.
  • Igualmente en posición de pie, con las piernas abiertas, se buscará que el niño doble el cuerpo hacia un lado y hacia el otro para finalmente inclinarse hacia delante, dicho ejercicio lo lograremos motivándolo con una pelota la cual estará en el suelo.
Bibliografía: Psicomotricidad y educación preescolar (Pedro Martínez López- Juan Antonio G. Núñez)

Ángeles Caamaño Balsa
Coach Wingwave/Estimulación temprana niños
(pnl, feedback muscular y reprocesamiento cerebral) 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s