Estimulación Temprana: Competencia en la movilidad

Competencia en la movilidad: arrastrarse

En los dos primeros meses el bebé aprende a utilizar el movimiento de brazos y piernas para empujarse hacia delante con su vientre en contacto con el suelo, es decir, arrastrándose como un verdadero guerrillero. El arrastrarse por primera vez es un gran logro y ésta será la más grande hazaña en el aspecto de la movilidad jamás lograda por un bebé.

En este momento con ese simple gesto, podría proteger su vida evitando cualquier peligro, por ello ahora es cuando necesita toda la experiencia que pueda obtener y eso como ya sabéis dependerá de las oportunidades que le demos…

Inicialmente realizará un movimiento parecido al de las ranas, para finalmente usar el más sofisticado, el patrón cruzado. En este patrón el bebé se mueve utilizando su brazo derecho y su pierna izquierda para empujarse hacia delante.

Es muy importante que aprovechéis cualquier momento del día para colocar a vuestros bebés en el suelo, en posición boca abajo, dándole así la oportunidad de convertirse en un excelente gateador. Sé por experiencia que el ritmo de vida que llevamos nos lleva a veces a abusar de los distintos “dispositivos de protección” dígase el corralito, el andador… pues es muy difícil estar todo el tiempo pendiente de nuestros hijos. Ahora bien, os animo y aliento para que en la medida de vuestras posibilidades vitales, evitéis la inmovilización innecesaria del bebé, intentad quitar cosas del suelo con las que el bebé pueda lastimarse y dejad que se arrastre por toda la casa. Todos los enseres de inmovilización usados excesivamente, niegan y limitan la oportunidad de moverse, arrastrarse y posteriormente gatear, actividades todas ellas vitales para el desarrollo del bulbo raquídeo, de la protuberancia anular y del cerebro medio respectivamente. Estas partes del cerebro se desarrollan menos y más lentamente debido a que se limita el movimiento. Particularmente, se ve afectada la oportunidad de desarrollar la convergencia de la visión y finalmente de la lectura.

Muy bien, ahora que conocéis lo importante del movimiento, ponedlos en pantalón y manga corta y quitadles los calcetines, pues así lograrán mayor y mejor tracción, consiguiendo así desplazarse como un verdadero todoterreno.

Para motivar al bebé es importante que estéis en el suelo acompañándolo y que le animéis a coger un objeto preferido. Una vez lo consiga, abrazadlo y besadlo por alcanzar dicha gesta.

En ocasiones en esta etapa los bebés lloran cuando se arrastran, no os preocupéis, la respiración rápida y profunda del llanto les da el oxígeno adicional que necesitan para facilitar el movimiento de sus brazos y piernas al arrastrarse.

Oportunidades: 15 veces al día.

Ángeles Caamaño Balsa
Coach Wingwave/Estimulación temprana niños
(pnl, feedback muscular y reprocesamiento cerebral) 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s